Malestar General
25.6.09
  Mejor en las distancias cortas
Pese a su aspecto enjuto y algo encorvado, un poco a medias entre un joven Lou Reed y Carlos Iglesias –gracias, amigo Gómez-, Matthew Stephen Ward gana mucho en las distancias cortas. Esa mezcla mágica entre una voz cantada en otro tiempo –parece salir de una radio de válvulas más que de un Transistor Radio- y esa apabullante guitarra tocada en el más puro estilo finger picking te deja con ganas de verle solito, en acústico; tocando la emocionante One Hundred Million Years –el vello de punta, oiga-, Sad Sad Song y tres mil más.

Y es que con banda (un cuarteto solvente, lleno de barbas y sombreros) lo que gana M. Ward en energía... lo pierde en matices. Hubo mucho –demasiado- rock de andar por casa, incluyendo una innecesaria versión del Roll Over Beethoven de Chuck Berry. Por suerte, en este apartado se equilibró la cosa al atacar covers de John Fahey (instrumental vaquero de alto octanaje) y Daniel Johnston (electricidad, esta vez sí, con todas las de la ley).

M. estuvo rácano (no llegó a hora y cuarto: poco para los 23 eurazos que costaba la entrada) ante una Arena –rebautizada con nombre de cerveza- entregadísima desde el minuto cero. Demasiado entregada. Insistiremos: mejor él solito con la acústica, a ver si es posible para la próxima...
In the mix M. Ward Post-War
 
Comentarios:
Mmm.... sombreros y barbas. Lo anoto para la próxima.
Cómo anda, sr. Flow? Sigue usted siendo mi gurú musical, eso el tiempo no lo cambia.
Besotes!
 
¡Querida Mila! ¡Qué sorpresa! Cuanta presión ser gurú. A ver si vuelve usted a la blogosfera un día de estos, mujer. O, en su defecto, a ver si caen unas cañejas en Barcelona o Madrid. 1beso.
 
Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal
Love will tear us apart... (again)

Mi foto
Nombre:
Lugar: Spain

Vivir consiste en construir futuros recuerdos. Estoy preparando recuerdos minuciosos, que algún día me traerán la melancolía y la desesperanza. ERNESTO SÁBATO

Archivos
junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / junio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / diciembre 2012 / enero 2013 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / septiembre 2013 / octubre 2013 / noviembre 2013 / diciembre 2013 / marzo 2014 / abril 2014 / mayo 2014 / julio 2014 / septiembre 2014 /

  • DJFlow en Twitter
  • DJFlow en Myspace
  • DJFlow en Flickr
  • DJFlow en SoundCloud
  • DJFlow en Youtube
  • Nos Queda la Música en Facebook
  • Nos Queda la Música en Twitter
  • The Vegetables en Lastfm
  • The Vegetables (Spain) en Lastfm
  • H8U en Lastfm
  • Sígueme en Spotify


  • Afredo Arias, fotografía
  • Jardín polar
  • New Musical Estréss
  • Monte Igueldo
  • Ligeramente desafinado
  • El paseante anónimo
  • En bujca del tiempo perdido
  • Niusblog
  • Nada Bueno