Malestar General
7.10.12
  De Montreal a Marte sin salir de Madrid


Viernes

LC eres un cabrón. Lo has vuelto a hacer. Una lección magistral de clase, elegancia, señorío, respeto por LA MÚSICA y escalofrío. Nos has encogido, levantado, acelerado y alegrado el corazón, grandísimo hijo de puta.

(Lo de lo has vuelto a hacer por lo que escribí en esta misma bitácora hace algo más de 3 años: 

Miren: lo de anoche es difícilmente explicable con palabras. Cuestión de magia. Con un Palacio de los Deportes lleno (media de edad de cuarentayalgo), entregado a la propia y tremenda presencia del canadiense en el escenario. Con un sonido perfecto, de volumen absolutamente adecuado e infinitos matices. Con una iluminación sobria pero hermosísima, que dotaba de texturas al sobrio telón que servía de fondo al grupo. Con un Leonard Cohen en impresionante forma física, vocal y emocional a sus 74. Que se cantó la mitad del repertorio arrodillado, que entraba y salía corriendo del escenario. Que regaló -es un decir, dados los disparatados precios de las entradas- 3 horas de concierto que se hicieron cortas. Con un repertorio que equilibraba canciones de su primera y su última etapas más de lo imaginable, si se atiende al dvd Live In London, mucho más centrado en sus últimos 25 años. Con un grupo sin estridencias, que envuelve y eleva las canciones sin apenas rozarlas, con mención especial -quien lo iba a decir- a la bandurria y el laúd de Javier Mas, y a los envoltorios de Hammond de Neil Larsen. Con la ya histórica colaboradora Sharon Robinson y unas Hermanas Webb que puntearon la voz de Cohen con mucho más que eficacia, sin esfuerzo aparente. Son tan buenas las 3 que Leonardo podría haber dejado mucho más en sus manos, pero prefiere jugársela él mismo. Le honra.)



Un texto que casi, casi podría servir para lo de anoche en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Hay que cambiar lleno por casi lleno, 74 años por 78 y tres horas de concierto por... ¡CUATRO!: Cohen dijo al principio no sé cuándo nos volveremos a ver, pero esta noche os vamos a dar todo lo que tenemos y desde luego cumplió su palabra. También hay que añadir las canciones de su último y muy buen disco, Old Ideas: fueron 5 y ya suenan a clásicos, mejor que en el disco. Y matizar el cambio de mi punto de vista como espectador: de la emoción nerviosa de aquel concierto a la emoción sin nervios de este; que, por otro lado, te permite disfrutar mejor de los matices.



Claro: es que el mundo de la música de Cohen es un mundo de matices. Que nadie espere cambios sustanciales. Ni falta que nos hace. Aunque a veces los matices cambien... desde fuera. Me explico: ese tramo country-marcial-guerrillero que une con mucha intención -ahora y hace tres años- Heart With No Companion, The Gypsy's Wife (cantada por Sharon y las Webb en un escalofrío continuo) y The Partisan desembocó ayer en Democracy. Ironía sangrante sobre su falta (de democracia, libertad, representatividad...) que parece especialmente necesaria con la que está cayendo.



¿Más matices? Cohen quitándose el sombrero y arrodillado, una y otra vez, ante Javier Mas, el público, sus músicos. Puro respeto. Cómo las Webb se arrancan -desde un lugar ancestral- con Come Healing y Coming Back To You. La emoción cristalina con la que Sharon Robinson interpreta, sin alardes, Alexandra Leaving. El momentazo casi disco de First We Take Manhattan. Cómo crece la intensidad de Leonard al cantar Hallelujah. Sus modismos de crooner en I'm Your Man. La intención con la que, al empezar el tercer bis, canta aquello de I Tried To Leave You: os he intentado dejar. O acabar con una versión de la gloriosa Save Your Last Dance for Me de los DriftersCohen, a los 78, en 2012, es un artista necesario. Y cada día que pasa... más.


Sábado

Por fin alguien me explica que lo de 981 va por el prefijo telefónico de A Coruña (patria chica de la marca que patrocina el festival y lugar donde se celebra desde hace unos cuantos años) y lo de Heritage porque en Madrid -y en Londres- heredamos esta celebración de lo electrónico.


Actress... en zapatillas

¿Y de qué va 981 Heritage? Pues de volver a la fantástica Nave de la Música de Matadero Madrid (que siempre mola) a ver sobre todo a Mouse On Mars... y qué se cuece con los demás. Nos recibe el techno cósmico de Solar Bears en el escenario pequeño. Muy bien, oiga. Acto seguido, Actress le da a la zapatilla por detrás... que ni la ves ni la verás. Miramos p'arriba y caen... bombos. Demasiado monótono.


Mouse On Mars... no son de este mundo

Y luego ya los alemanes. Mouse On Mars con sus cacharrillos. Usando teléfonos móviles, sirenas, palancas, cables, filtros, ordenadores... para levantarnos, agitarnos, divertirnos y extrañarnos con ruiditos y ritmos rotos. Una maravilla. Se hace corta la horita justa.


Ni Ooooo ni 0000

Da tiempo para ver un rato de oOoOO ¿son oes o son ceros o son oes y ceros? ralentizando/deconstruyendo hip hop, dubstep y terrenos aledaños. Y para salir huyendo de Hype Williams. Mucho más Hype que Williams. El humo ciega mis oídos... y los del dúo, que va alargando sus pocos trucos hasta la tontería. Bajona.


Don't Believe the Hype... Williams

Fotografía by DJFlow
 
Comentarios: Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal
Love will tear us apart... (again)

Mi foto
Nombre:
Lugar: Spain

Vivir consiste en construir futuros recuerdos. Estoy preparando recuerdos minuciosos, que algún día me traerán la melancolía y la desesperanza. ERNESTO SÁBATO

Archivos
junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / junio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / diciembre 2012 / enero 2013 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / septiembre 2013 / octubre 2013 / noviembre 2013 / diciembre 2013 / marzo 2014 / abril 2014 /

  • DJFlow en Twitter
  • DJFlow en Myspace
  • DJFlow en Flickr
  • DJFlow en SoundCloud
  • DJFlow en Youtube
  • Nos Queda la Música en Facebook
  • Nos Queda la Música en Twitter
  • The Vegetables en Lastfm
  • The Vegetables (Spain) en Lastfm
  • H8U en Lastfm
  • Sígueme en Spotify


  • Afredo Arias, fotografía
  • Jardín polar
  • New Musical Estréss
  • Monte Igueldo
  • Ligeramente desafinado
  • El paseante anónimo
  • En bujca del tiempo perdido
  • Niusblog
  • Nada Bueno